Barefoot la nueva moda de ir descalzo

Barefoot walking, la moda de andar descalzo. ¿Es realmente beneficioso?

Nuestra salud es uno de los aspectos más importantes de nuestra vida. Y es que, cada vez están más claros los beneficios de llevar una alimentación sana, cuidar nuestro cuerpo y practicar algo de deporte. Por eso, cada vez nos encontramos a más gente que salen a correr o andar. El footing ha ido evolucionando atrayendo nuevas tendencias como esta: el barefoot walking o la moda de ir sin calzado. Sin embargo, es una tendencia que está siendo realmente polémica. ¿Es realmente beneficioso andar o correr sin zapatos? 

Barefoot walking, ¿qué es?

El Barefoot es un término inglés que significa descalzo y se trata básicamente de correr o andar sin zapatillas o con zapatillas minimalistas. El ser humano está acostumbrado a usar calzado. Incluso en los espacios cómodos como nuestro hogar los usamos. Para cada una de las diferentes situaciones usamos un tipo u otro. En casa, usamos zapatillas cómodas y calentitas. Para ir a trabajar, tacones elegantes pero que no nos hagan daño. Para salir a correr usamos calzado deportivo.

Por eso, las grandes marcas compiten por innovar en sus calzados creando nuevos sistemas de amortiguación y aumentando la comodidad de estos. Principalmente, las empresas que se dedican a crear zapatos para mejorar la experiencia de sus usuarios mientras corren. Sin embargo, esta moda ha entrado con fuerza argumentando que las zapatillas modifican nuestra forma natural de correr, alterando la postura corporal y provocando una forma de correr poco eficiente y que puede provocar lesiones. Entonces, ¿es más saludable? ¡Vamos a verlo!

Ventajas del barefoot

Es cierto que el ser humano no siempre ha usado zapatos. Desde nuestros orígenes, lo natural ha sido ir descalzos. La verdad, es que existe una gran diferencia entre la pisada que realizamos con y sin calzado, sobre todo al correr. Cuando hacemos footing con zapatillas, el primer impacto lo realizamos con el talón mientras que al hacerlo descalzos pisamos con la parte delantera del pie. El impacto es menos agresivo si utilizamos esta parte delantera por lo que correr descalzos podría ser muy beneficioso para salud. 

Desventajas

Sin embargo, nuestros pies tienen millones de terminaciones nerviosas, haciendo que sean una de nuestras zonas más sensibles del cuerpo. Muchos se lanzan a correr sin zapatillas para sentir las irregularidades del suelo, la temperatura y para tener una mayor sensación de libertad. Pero, ¿nuestros suelos son adecuados? Si nos fijamos en la textura y la dureza del suelo que pisamos día tras día en la calle, veremos de un solo vistazo que no son adecuados para según que actividades como correr. En general, las calzadas son duras, rugosas y alcanzan temperaturas muy elevadas a lo largo del día. Si salimos a correr en este tipo de suelos, corremos el riesgo de sufrir quemaduras o ampollas

 

Por eso, es importante que seamos precavidos. Andar o salir a correr descalzos puede ser muy beneficioso siempre y cuando se haga con cuidado. Si vas a unirte a la moda del barefoot, debes hacerlo poco a poco. Empezar en superficies lisas y limpias y hacerlo durante poco tiempo e ir aumentándolo progresivamente. Así, acostumbraremos a nuestros pies a las nuevas sensaciones. Si quieres salir a correr, has elegido el momento ideal ya que los mejores sitios para empezar son playas de arena fina o zonas de césped.