¿Por qué comprar zapatos de piel? ¿Cuáles son sus beneficios?

Ya sabemos que un buen calzado lo es todo para mantener nuestros pies sanos pero, ¿por qué siempre los expertos recomiendan comprar los zapatos de piel? La respuesta es bien sencilla, es uno de los materiales de mayor calidad que podemos encontrar en el mercado, ya que se adaptan a nuestra pisada y nos aportan un máximo de comodidad.

Por ello, desde Kelakika siempre recomendamos a nuestros clientes que primen la calidad y la comodidad por encima de todo, teniendo en cuenta que la salud de nuestros pies es muy importante. Si quieres saber todos los beneficios de la piel para nuestros zapatos, ¡te damos todos los detalles!

Beneficios de la piel

A la hora de elegir unos zapatos no solo nos debemos fijar en ellos desde el punto de vista estético, si no que también tenemos que tener en cuenta factores como la comodidad, la durabilidad y que no nos produzcan rozaduras y heridas. Todo eso lo podemos encontrar con un buen calzado fabricado con piel.

Aunque su precio suele ser un poco más elevado, se trata de una inversión que merece la pena y de la que con el paso del tiempo y del uso nos alegraremos. Entonces, ¿cuáles son sus principales beneficios?

1. Son más duraderos que el resto

Como ya hemos dicho, aunque al principio nos pueda suponer un mayor gasto, a la larga se convierten en una auténtica inversión, gracias a que su duración se prolonga mucho más en el tiempo que el resto de zapatos hechos de otros materiales. Si los cuidamos bien, pueden durar años en nuestro armario, acompañándonos en numerosos looks.

En Kelakika ya realizamos un post sobre cómo debemos cuidar los zapatos de piel para que estén siempre perfectos, por lo que solo te decimos que sabiendo bien cuáles son los cuidados necesarios, lucirán como nuevos.

2. Se ajustan a tu pie a la perfección

Otra de las principales características que tienen los zapatos de piel es que gracias a este material, son los que mejor se adaptan a nuestros pies. Se trata de un material muy flexible pero, a la vez, muy resiste, lo que hace que los zapatos se amoldan a la pisada a la perfección permitiéndonos ir con la máxima comodidad a todas partes.

A medida que pasan las horas, los pies se dilatan y ensanchan, por lo que tener unos zapatos de piel que se ajusten a ello es perfecto. Son ideales para todo tipo de pies, incluso aquellos que padecen algunas dolencias como los juanetes.

3. Transpiran menos y nos hacen sentir más cómodos

Gracias al calzado de piel, hacemos que nuestros pies transpiren menos y se acumulen menos bacterias y hongos, causantes de los malos olores en los pies. A su vez, esto hace que nos sintamos mucho más cómodos y confortables, evitando sudoraciones innecesarias.

Los zapatos de piel tienen además una fabricación mucho más minuciosa que hace que tengan menos costuras que nos puedan rozar, y aumente el bienestar para nuestros pies. Este material es ideal por tanto para todo tipo de pies, especialmente los más delicados.

4. Son tendencia y sinónimo de buen gusto

Si lo que buscamos son unos zapatos elegantes a la hora de vestir, no hay nada mejor que la piel para lucir espectacular. Es un material que marca la diferencia con respecto a los demás, haciendo que parezcas mucho más estiloso y elegante.

Además, son sinónimo de tendencia. La piel es un material que nunca pasa de moda, y es por eso que las marcas más prestigiosas de calzado apuestan siempre por utilizarlo.

Todos estos beneficios hacen de los zapatos de piel unos imprescindibles de nuestro armario, gracias a su durabilidad, comodidad, elegancia y estilo.

En Kelakika lo sabemos, y por eso apostamos siempre por modelos que cuenten con materiales de primera calidad, en los que la comodidad y el estilo no están reñidos.