Cuidado de los pies en verano

Cómo elegir el calzado correcto para el cuidado de los pies en verano

Cada verano, el cambio de calzado y la subida de temperaturas hacen que nuestros pies sufran. Dejamos de lado nuestras inseparables botas y la protección de los calcetines y damos paso a las sandalias. Este cambio a veces puede ocasionarnos molestias o problemas que nos impiden disfrutar al caminar en nuestro día a día.

Por ello, es importante tener claro cuál es el zapato idóneo para un óptimo cuidado de los pies en verano.¡Queremos ayudarte! Por eso te dejamos aquí algunas pautas que debes tener en cuenta en el momento de la elección de tus sandalias. ¿Estás preparado? ¡Toma nota!

Calzado abierto: imprescindible

Para mantener intacta la salud de nuestros pies hay que adaptarse a lo que las temperaturas demandan. Así que, es hora de empezar a usar zapatos abiertos para que los pies respiren y evitar así el exceso de sudoración. En invierno, llevar calcetines hace que estos absorban la humedad y ayudan a evitar la aparición de rozaduras y ampollas. Por eso, en esta estación del año debemos sustituirlos por un calzado de calidad que favorezca al cuidado de los pies en verano.

Evitar la suela totalmente plana

Aunque existe el tópico de que los tacones son muy perjudiciales para la salud, lo cierto es que son beneficiosos en su justa medida. Los zapatos con suela plana, al no ejercer amortiguación en la pisada, hacen que nuestros pies reciban impactos todo el tiempo. Esto podría ocasionarnos molestias en gemelos, tobillos y en el tendón de Aquiles. ¿Qué es lo que recomiendan los especialistas? Añadir a nuestra rutina entre 2 y 3 centímetros de altura en nuestras sandalias. Esto nos dará la comodidad que necesitamos para pisar fuerte, y por supuesto, siempre con estilo.

Un material de calidad: punto clave para el cuidado de los pies en verano

Por supuesto, uno de los requisitos que no pueden faltar en la elección de tus nuevas sandalias es un buen material. Lo ideal es que estén fabricados con materiales naturales que ayuden a mantener los pies secos. Es fundamental huir de otros como el plástico o polipiel, que además de perjudicar a la transpiración, pueden producir rozaduras o incluso quemaduras. En Kelakika, todos nuestros zapatos están confeccionados con piel 100% natural, que además de ser más saludable, los hace mucho más resistentes. Así podrás disfrutar de ellos más tiempo.

Una buena sujeción: comodidad asegurada

Aunque a veces solemos pensar que las chanclas son uno de los zapatos más cómodos, lo cierto es que es totalmente falso. De hecho, los podólogos no recomiendan en absoluto su uso de forma prolongada. Nuestros pies deben ir perfectamente sujetos al calzado mediante cordones, velcro, tiras o hebillas. El tobillo y el antepié deben ir reforzados, para que la sandalia se adapte a nuestro caminar adecuadamente.

Zapatos con plantillas de gel o plantillas extraíbles

Y como guinda del pastel para nuestros zapatos perfectos para este verano, no hay que olvidarse de las plantillas. Nuestros pies soportan todo el peso de nuestro cuerpo, por ello, es importante suavizar nuestro impacto al caminar lo máximo posible. Por eso, la plantillas de gel son el aliado perfecto para darnos el confort que necesitamos y prevenir molestias. Una mala pisada puede provocar dolores en nuestras articulaciones totalmente innecesarios. Muchos de los modelos de Eva Frutos que puedes encontrar en nuestra tienda online, llevan incorporados esta maravilla ¡100% recomendables!

Teniendo en cuenta estos consejos a la hora de realizar tu próxima compra de calzado, estas garantizando un óptimo cuidado de los pies en verano. Encuentra sandalias que reúnen todos estos requisitos en Kelakika. Y recuerda, si necesitas asesoramientos ¡estamos encantados de ayudarte! ¿Aún tienes dudas?