Calzado ideal para niños

Consejos para elegir el mejor calzado infantil

La comodidad y el estilo son puntos fundamentales a la hora de elegir el calzado adecuado para nuestros pies, y cobran aún más importancia cuando hablamos de los más pequeños.

Por esto, debemos tener en cuenta ciertas premisas a la hora de elegir el calzado infantil adecuado, ya que los pies de un niño aún se están desarrollando, y es necesario que los zapatos se adapten bien a ese desarrollo y crecimiento. Si quieres saber cómo puedes elegir los zapatos ideales para tus hijos, en Kelakika te damos algunos consejos.

Elegir la talla adecuada

Lo primero que debemos hacer a la hora de seleccionar el calzado ideal para los más pequeños es saber bien qué talla necesitan, para que se adapte correctamente a sus pies, y les de libertad de movimiento. Aunque la media de crecimiento en los pies de los niños es de unos 8 milímetros cada tres meses, debemos evitar comprar zapatos de mayor tamaño para que les duren más, ya que si no llevan la talla correcta, podría provocarle inestabilidad, ampollas o heridas.

La mejor forma de elegir la talla correcta es midiendo la anchura y la largura del pie del niño, a través, por ejemplo, de la plantilla del zapato. Por lo general se suele encontrar una marca donde indica a la altura que tiene que quedar el dedo gordo.

Otra opción es obtener una plantilla exacta con la medida del pie del pequeño, y compararlas con los zapatos.

Probarse bien los zapatos

A la hora de probarse los zapatos, es importante hacerlo de una forma correcta, para asegurarnos que le queden a la perfección. Poner al niño recto y los zapatos en ambos pies es la manera.

Además, es importante elegir unos zapatos que sean adecuados y flexibles para ellos, con los que puedan jugar y correr sin el riesgo de que se hagan daños innecesarios en el pie. Es recomendable que los zapatos lleven algún tipo de refuerzo, tanto por delante como por detrás, puesto que tienen mucho movimiento y pueden desgastarse. Palpar bien el calzado es importante a la hora de decidirnos.

Hay que tener en cuenta la calidad del calzado

Además de la elección de la talla, es importante que el calzado sea de buena calidad. Debe cumplir ciertas premisas para que tengan la seguridad necesaria y sean lo más cómodos posibles para los pequeños de la casa.

Lo ideal para que los pies se desarrollen correctamente es que tengan una suela plana con sujeción, que sea flexible y resistente. Los cordones o el velcro son necesarios para que todo esté correcto a la hora de caminar. Además, la etapa infantil es en la que más se nos desarrollan los pies, y utilizar el calzado adecuado puede prevenir problemas futuros y trastornos.