deformaciones en los pies

Malformaciones en los pies, ¿cómo prevenirlas?

Las deformaciones en los pies es una dolencia mucho más común de lo que pensamos, y la padecen numerosas personas, la mayoría en silencio. Tratarlas y prevenir que aparezcan son los elementos fundamentales para no padecer ese tipo de malformación.

Los juanetes, los dedos martillo y los dedos en garra son las dolencias más comunes que podemos encontrar, y elegir un buen zapato, que sea cómodo y confortable puede resultar clave a la hora de aliviar esos problemas. Si quieres saber cómo prevenirlas y tratarlas, en Kelakika ¡te lo contamos!

pies deformados

¿Cuáles son los principales achaques que sufrimos en los pies?

Juanetes

Los juanetes son una deformidad del dedo gordo del pie, o del primer dedo del pie, que provoca que nos salga una protuberancia en el borde externo del mismo. Una de sus principales causas puede ser que la persona haya nacido con algún tipo de deformidad en el hueso del pie, lo que hará que tengan más propensión a padecer esta malformación.

Otro tipo de enfermedades como los pies planos o los pies cavos pueden influir en que te aparezca en fastidioso juanete. Los síntomas más claros son el dolor de la articulación donde se localiza el juanete y la presión en los zapatos.

Dedos martillo

El dedo martillo es una deformidad del segundo, tercer o cuarto dedo del pie. Los dedos que tienen estos síntomas se doblan en la articulación media y causa grandes dolores a los que lo padecen, especialmente al utilizar calzado cerrado.

La causa más común para padecer este tipo de afecciones son el uso de zapatos cortos y estrechos que nos aprieten mucho los dedos y causen incluso deformaciones. Los músculos y los tendones del dedo se aprietan y se vuelven más cortos. Esta dolencia puede desarrollarse con el paso del tiempo por una mala elección del calzado, aunque también puede ser congénita.

Dedos en garra

Los dedos en garra es una deformidad o malformación que se produce en los dedos de los pies, excepto el dedo gordo, debido a que las articulaciones se estiran de manera excesiva y las de la parte media del pie se flexiona. Se denomina dedos en garra ya que la apariencia que toman los pies es similar a la de las garras de un animal.

A la hora de padecer esta patología, existen dos tipos diferentes: los dedos en garra flexible, que permite que se pueda manipular, y los dedos en garra rígida, los más graves ya que no se puede corregir esta deformidad.

¿Cómo podemos prevenirlos? ¿Y tratarlos?

Tratamiento

En función de la gravedad de cada deformación, el tratamiento tendrá que ser más o menos agresivo. Si la dolencia fuera muy fuerte, sería necesario recurrir a la cirugía. Cuando los dedos aún están flexibles se puede apostar por tratamientos no quirúrgicos.

Prevención de malformaciones

Como ya hemos mencionado, este tipo de dolencias en los pies son muy comunes, y en la mayoría de casos influyen los malos hábitos a la hora de elegir el calzado idóneo para nuestros pies. Aunque bien es cierto que influyen las condiciones genéticas, usar un calzado apropiado para nuestras necesidades es la clave

Por ello, desde Kelakika te recomendamos que a la hora de comprar los zapatos, tengas en cuenta los materiales y la comodidad del mismo. Si desde que somos pequeños nos acostumbramos a llevar calzado cómodo, nuestros pies lo agradecerán y además, prevendremos los posibles daños que puedan surgirnos con el paso del tiempo.

No dejes pasar la oportunidad de apostar por un calzado cómodo y a la moda, ¡tus pies te lo agradecerán!