¿Por qué se te duermen los pies?

Como ya hemos comentado en otros post de nuestro blog, los pies son una de las partes el cuerpo más delicadas, y a las que le tenemos que prestar especial atención a la hora de realizar cuidados.

Sin embargo, en la mayoría de ocasiones esto no sucede así, y muchos nos olvidamos de esmerarnos para tener nuestros pies en perfectas condiciones. Uno de los síntomas que más se padecen es el adormecimiento de los pies o el hormigueo, ¿en qué consiste exactamente? Desde Kelakika te damos todos los detalles.

Adormecimiento u hormigueo

Estos síntomas se producen en algunas zonas de nuestro cuerpo, como las manos o los pies, y se trata de una sensación que mucho solemos experimentar a menudo sin saber la razón exacta. Aunque muchas veces se trata de algo puntual, puede ser un indicador de algo un poco más serio.

Es importante saber que este tipo de dolencia no tienen relación con un solo motivo, ya que dependiendo de cada persona, esto puede relacionarse con algo diferente. Se puede asociar a alteraciones neurológicas y los vasculares. Además, también pueden aparecer por la postura que mantengamos, o como síntoma de enfermedad.

Causado por motivos neurológicos

Uno de los principales motivos por los que podemos padecer este tipo de dolencia es el hecho de que estén motivados por algo neurológico. Esto puede afectar a la conducción nerviosa y a la estructura que se encarga de transmitir la señal, el nervio.

Por ello, alguna de las enfermedades o patologías que están asociadas a esto son el daño a nervios debidos a agentes externos com el alcohol o el tabaco, toxinas de los alimentos o algún fármaco que nos perjudique en esa zona.

Aunque el origen puede tener muchos factores, localizar cuál es el nuestro es fundamental.

Origen vascular

Otro de los motivos que puede derivar en que se nos duerman los pies es el origen vascular. Debido a que la sangre no nos circula correctamente por las arterias, el cuerpo comienza a experimentar ese hormigueo que desemboca en que se nos duerma esa articulación.

Aunque uno de los principales motivos es el hecho de que tengamos una mala postura que no nos permita tener una circulación correcta, también pueden ser otras patologías como la microcirculación o los colapsos del torrente sanguíneo (trombosis).

Detectar el por qué de ese hormigueo es importante para poder prevenirlo correctamente. Todas estas patologías requieren una atención especializada y localizada directamente en el problema.

sentir hormigueo en los pies

La importancia de un buen calzado

Aunque los motivos que hemos mencionado anteriormente son causantes de que se nos duerman los pies, es muy frecuente también que ocurra debido a otros problemas mucho más simples, como el de utilizar un calzado demasiado ajustado para nuestros pies.

Personas que no padecen ese tipo de patologías pueden llegar a experimentar el hormigueo por utilizar unos zapatos demasiado estrechos que les compriman los pies, y así perjudicar al área vascular y a nivel nervioso.

Por todo esto, desde Kelakika te recomendamos que utilices un calzado adaptado a tu tipo de pies, con materiales de primera calidad que se adapten a nosotros y sea lo más confortable posible.

Las mejores formas de aliviarlo son cambiar de zapatos si no utilizas los adecuados, masajearse los pies cuando notemos ese hormigueo, moverse y cambiar de postura.