Trucos para elegir unos zapatos cómodos

Ahora que ha llegado la primavera y con ella, el buen tiempo, es el momento perfecto para buscar los zapatos ideales para combinarlos con looks frescos y arriesgados. A todas nos gusta poder llevar tacón en esta época del año, pero encontrar unos que sean cómodos resulta de lo más complicado.

Recordar la importancia que tienen el cuidado de los pies para nuestra salud es fundamental, y más a la hora de elegir los zapatos ideales y más confortables. Si estáis pensando en compraros unos zapatos cómodos de verdad, ¡desde Kelakika os damos estos consejos!

Ten en cuenta la medida del tacón

utilizar zapatos cómodos

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de escoger unos zapatos de tacón es la altura que podemos utilizar estando siempre cómodas. No es lo mismo utilizar los zapatos para ir a trabajar, salir de fiesta con los amigos, o comer con nuestra familia. Por ello, lo ideal es que escojamos unos que se puedan adaptar a todas las situaciones sin ningún tipo de problema.

Según los expertos, la medida para un tacón ideal es de 3 centímetros, aunque para muchas esto puede resultar muy poca altura de más. Por ello, si quieres lucir unos centímetros de más pero no morir en el intento, te recomendamos que apuestes por unos zapatos con cuña o con un tacón lo suficientemente ancho.

Lo bueno de las cuñas es que te permiten estar bastante cómoda luciendo al menos 8 centímetros, haciendo que el pie no vaya tan inclinado y sea mucho más fácil caminar. ¡Podrás presumir de altura sin tener que destrozarte los pies!

La importancia de los materiales de calidad

Además de la medida del tacón, algo que cobra también mucha importancia es el hecho de que los materiales con los que han sido fabricados los zapatos sean de buena calidad. Partiendo de esa base, conseguiremos mucho más confort en nuestros piés.

La piel y los materiales nobles son algunos de los principales. Si usamos zapatos confeccionados con piel, los pies estarán mucho más frescos durante todo el día y evitaremos los sudores molestos.

Otro de los elementos más importantes en unos zapatos son las suelas. Dentro de la comodidad, podemos encontrar tres tipos: de cuero, de goma o de caucho. Las de cuero son flexibles y transpirables, y de las más cómodas que podemos encontrar. Por otra parte, las suelas de goma ofrecen una mejor sujeción al caminar gracias a su adherencia, y son muy empleadas en calzado deportivo y ortopédico. También ofrecen muy buena amortiguación de la pisada al caminar y correr.

En cuanto a las suelas de caucho, son las más flexibles que podemos encontrar, y bastante ligeras. Su usan también mucho para el calzado de montaña. En numerosas ocasiones, el calzado de calidad cuenta con almohadillas de refuerzo en la planta del pie. Esto hará que no nos duela tanto el talón, y que caminemos más cómodamente.

Todos estos tips harán que encuentres unos zapatos de calidad adaptamos a tus pies.